El gimnasio:mucho más que ejercicios

Ejercitarte es uno de los nuevos hábitos que debes asumir cuando decides bajar de peso. Lo recomendable es que escojas el tipo de ejercicio que te guste para que seas consistente. También es importante que seas realista en cuanto a la frecuencia, el lugar y la hora en que practicarás este nuevo hábito. Lo importante es no complicarte
demasiado porque podrías desmotivarte.
Hoy les contaré lo que a mí me funcionó. El deporte no es natural a mi personalidad. En distintas etapas de mi vida había intentado asistir a gimnasios, pero no lograba durar un mes. Intenté hacer caminatas con algunas vecinas en la mañana, pero tampoco me duró mucho. Pensé que simplemente yo no era una persona que disfrutaba ejercitarme; punto.
Luego de muchos años, 38 para ser exacta, pensando que “soy una persona que no le gusta hacer ejercicio”, me dio por pensar que quería ir a un gimnasio. Estuve meses luchando con esa idea. Hasta que no pude resistirme más y fui al gimnasio, me inscribí y pagué un mes sin contrato, todavía no me creía que yo pudiera durar más de ese tiempo. Así estuve durante 3 meses. Entonces me di cuenta de que nunca más viviría sin esa sensación de bienestar que provoca hacer ejercicios.
El gimnasio es un sitio donde tengo acceso a todo tipo de entrenamiento. Puedo hacer ejercicio cardiovascular o de pesas. Hay instructores, entrenadores y el equipo necesario para hacer un entrenamiento completo. Sin embargo, ha sido más que eso lo que me ha mantenido asisitiendo al gimnasio. Ha sido conocer la capacidad de poder mejorar en algo que yo me sentía incapaz de lograr, me regaló la oportunidad de ver mi cuerpo cambiar. Mi cuerpo se ve más joven, más ágil y más fuerte. Puedo llegar cansada y con sueño, pero el gimnasio me brinda en cada visita una energía indescriptible que disfruto durante las primeras horas del día y a su vez un cansancio en las horas de la noche que me ayudan a manejar un insomnio que he estado sufriendo por meses.
Además de todos los beneficios físicos que me ofrece, te aseguro que en la parte emocional también ha hecho su trabajo. Hay días que es mi mente la que necesita ir al gimnasio y no mi cuerpo. Estar allí me ayuda a distraerme de las preocupaciones. El ejercicio hace que secretes las hormonas que están relacionadas con el placer y esos días que me siento con los niveles de energía bajos puedo advertir la diferencia en mi estado de ánimo luego de asistir al gimnasio. Ir al gimnasio es un regalo que me hago cada día, es un tiempo para mí, que solo me beneficia a mí, que es solo mío y no tiene nada que ver con mi familia.
Típicamente las mujeres estamos más pendientes al bienestar de nuestra familia que al propio. Encontramos tiempo para todo, menos para uno. Con el gimnasio me regalo ese tiempo y durante el día cuando el estrés, los niños, el tapón y el esposo me absorben me satisface pensar que ya dediqué tiempo para mi cuerpo y mi mente, y que tengo energías para cumplir con las responsabilidades y los contratiempos del día a día.
El gimnasio también me ha regalado la oportunidad de coincidir con una cantidad de personas increíbles de las que aprendo cada día algo nuevo. Desde la señora mayor de edad que admiro porque no importa el reto ella esta dispuesta a intentarlo o la muchacha que está sobrepeso y se fatiga a los 10 minutos, pero se mantiene enfocada en su meta. También aprendo cosas que nada tienen que ver con ejercicios, como la compañera que motiva a otros, o la chica auténtica y alegre que siempre tiene un chiste y la maestra que no se cansa de innovar y retarnos. El gimnasio también me ha ofrecido la oportunidad de crear nuevas amistades. En fin, el conjunto de todo lo que me ofrece el gimnasio me ha servido para fortalecer mi cuerpo y mi espíritu.
La recomendación es que escoges el tipo de ejercicio que se ajuste a tu realidad cotidiana sin embargo, si eres una persona que esta empezando hacer ejercicios, que necesitas orientación y motivación el gimnasio es una excelente opción.
Para consultas sobre como bajar de peso de manera saludable, llama a Clínica Dr.Mariani al 787-255-2775 de martes a viernes de 2:00pm-8:00pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s