¿Correr o Levantar pesas?

El ejercicio debe ser parte de tu nuevo estilo de vida; junto a los nuevos hábitos alimentarios, será el gran responsable de tu pérdida de peso. Si tienes dudas sobre cuál tipo de ejercicio te conviene practicar en esta nueva etapa de tu vida, te ayudo con esta información a poder tomar la mejor decisión para tu cuerpo. Recuerda que antes de comenzar a ejercitarte, debes consultarlo con tu médico para evitar cualquier tipo de lesión y para elegir el que mejor te convenga, según tu historial médico.

Los ejercicios se clasifican como aeróbicos o anaeróbicos. En nuestro diario vivir, mezclamos ambos tipos de ejercicios, aun sin darnos cuenta. Cuando caminamos a paso ligero, levantamos alguna caja u objeto pesado o cuando limpiamos en el hogar estamos realizando ejercicios aeróbicos y anaeróbicos. Aun así, es importante y saludable para tu cuerpo tomar media hora del día para dedicarla conscientemente al ejercicio. Para esto, debes conocer la diferencia entre ambos tipos ejercicios para que puedas combinarlos en tus rutinas diarias.

Los ejercicios aeróbicos son ejercicios de media o baja intensidad y de larga duración, donde el organismo quema grasas para obtener energía y para ello necesita oxígeno; así que la respiración se vuelve un instrumento importante para lograr la resistencia necesaria. Algunos ejemplos de ejercicios aeróbicos son: caminar a paso ligero, correr, nadar, andar en bici, bailar. Este tipo de ejercicio es importante en el proceso de bajar de peso porque, como mencioné, ayuda a quemar el exceso de grasa en el cuerpo. Además, el uso correcto de la respiración (inhalar y exhalar pausadamente, nunca llegar al punto de sentirse asfixiado) el sistema cardiovascular se ejercita y produce numerosos beneficios a los órganos de tu cuerpo y tus músculos. Se ha demostrado que previene las condiciones cardiovasculares, y en el caso de padecer alguna condición, disminuye las complicaciones y aumenta la supervivencia.

Por otro lado, los ejercicios anaeróbicos son ejercicios de alta intensidad y de poca duración. Aquí la respiración es importante también, pero la energía utilizada proviene de fuentes inmediatas. Algunos ejemplos de ejercicios anaeróbicos son: el levantamiento de pesas, carreras de alta velocidad y ejercicios que requieran gran esfuerzo en intervalos cortos. Este tipo de ejercicios son buenos para el fortalecimiento y tonificación de tus músculos, responsables de mantener una postura correcta.
Si estás comenzando a perder peso, mi recomendación es que comiences realizando ejercicios aeróbicos. Una vez domines ejercitarte por media hora manteniendo un buen ritmo de tu respiración, puedes comenzar a alternar tus rutinas de ejercicio aeróbicos con rutinas de ejercicios anaeróbicos. Elige los que más te diviertan y con los que mejor se sienta tu cuerpo.

Es importante que, al comienzo, busques la asistencia de alguna persona experta en ejercicios. No necesariamente tiene que ser un entrenador personal, puede ser un colega del trabajo, un amigo, algún familiar. También, puedes acceder a distintas páginas de vídeos en YouTube. Para empezar rutinas sencillas de ejercicios aeróbicos te recomiendo los vídeos de Leslie Sansone, “Walk the Mile” o de la experta en ejercicios Denisse Austin, quien tiene una variedad extensa de rutinas de ejercicios de corta duración, pero de gran beneficio para tu salud.

¡Anímate!      ¡Muévete!         ¡Respira!

Para citas llama a Clinica Dr. Mariani al 787.255-2775, de martes a viernes 2:00pm – 8:00pm.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s